Cuidados Paliativos Pediátricos

La comodidad de su hijo es lo primero

Entendemos que el cuidado de un niño gravemente enfermo tiene su propio conjunto de desafíos y emociones. Si su hijo tiene una enfermedad avanzada o crónica, ofrecemos servicios que pueden ayudar a aliviar su sufrimiento y brindarle el apoyo emocional que necesita como cuidador y padre. 

El Cuidado de Hospicio y Paliativos Heartlinks proporciona la atención y la comodidad necesarias para brindar a su hijo la mejor calidad de vida posible. Ya sea que necesite más educación o asistencia para cuidar a niños con enfermedades graves, estaremos allí con el apoyo que necesita para ayudarlo a manejar el impacto de la enfermedad en su familia también. El Hospicio Heartlinks fue el primer programa rural de cuidados paliativos pediátricos en el estado de Washington y es el único que presta servicios en el centro de Washington.

Los pacientes pediátricos no son "pequeños adultos" y deben ser tratados en consecuencia. Los pacientes pediátricos requieren un tipo de atención muy especializado. Es por eso que en Heartlinks solo los profesionales de la salud que están específicamente capacitados en medicina pediátrica podrán cuidar a su hijo.

Nuestros equipos de atención pediátrica son expertos en abordar las necesidades individuales de los niños que pueden estar luchando con sus enfermedades y el miedo a la muerte. Los equipos de atención y voluntarios brindan atención a niños de todas las edades, desde bebés hasta adultos jóvenes, ayudan a los niños pequeños y adolescentes a comprender sus enfermedades y tratar sus preocupaciones físicas, emocionales y espirituales.

Los cuidados paliativos o de hospicio pediátricos pueden incluir:

Cuidados paliativos para niños con enfermedadesgraves o condiciones crónicas.

Cuidado de hospicio para niños
con una enfermedad terminal.

Cuidados en el hogar para niños confinados en sus hogares con enfermedades graves o lesiones y necesidades de cuidado complejas. 

Acudimos a su hijo cuando nos necesita en cualquier lugar que esté su hogar, hospital o instalación. 

Ninguna familia puede prepararse para la enfermedad terminal de un niño; y el duelo es tan individual como la persona que lo experimenta. Los programas de consejería y apoyo están disponibles y lo ayudarán a usted y a su familia a lidiar con el dolor emocional y espiritual. También podemos darle una mano para ayudarlo con las responsabilidades y necesidades de su cuidador.

Es nuestro privilegio cuidar a su hijo y su familia. Los niños y sus familias acuden a nosotros en muchas etapas de la enfermedad con necesidades de atención muy diferentes. Le ayudaremos a explorar sus opciones y a tomar las decisiones correctas para su familia.

Cualquier persona puede recomendar nuestros programas,
incluyendo familiares, amigos o profesionales de la salud.

Por favor llame al (509) 837-1676,
y un miembro de nuestro equipo lo contactará lo más pronto posible.